Español Portugues
Facebook
Twitter
>>

Se ha puesto fin a la rehabilitación de una nave y la implementación de laboratorio, aula y almacén en el Centro de Formación del Medio Rural de Moraleja

Imagen Principal

Uno de los subsectores económicos con mayor importancia para la diversificación económica y desarrollo sostenible en el medio rural, y en los cuales se trabaja desde hace años desde el Servicio de Formación del Medio Rural perteneciente a la Dirección General de Desarrollo Rural, es el sector de la apicultura. Desde este Servicio, y más concretamente en el Centro de Formación del Medio Rural de Moraleja (Cáceres) están programadas diferentes acciones formativas para el sector apícola.

Los equipos e instrumentación del laboratorio piloto es un paso fundamental para implementar la formación necesaria para obtener mayor especialización dentro del ciclo de Grado Medio “Producción agropecuaria” así como el Certificado de Profesionalidad en Apicultura, mediante los cuales se pretende capacitar a los futuros profesionales para realizar las operaciones de instalación y manejo del colmenar, obtención y acondicionado de productos de las colmenas, incluyendo las correspondientes al envasado y almacenamiento de miel y polen, manteniendo las instalaciones, equipos, maquinaria y herramientas necesarios, bajo criterios de calidad y rentabilidad económica, y respetando la normativa aplicable vigente, incluida la medioambiental y de prevención de riesgos laborales.

Al mismo tiempo estos equipos tecnológicos pueden ser una herramienta indispensable, que aparte de su función pedagógica, pueden brindar apoyo técnico al resto de profesionales del sector de la zona de influencia del proyecto Trans-Formación, siendo a su vez un punto de intercambio de experiencias entre profesionales de ambas regiones.

La profesionalización de las prácticas que se desarrollen durante el proceso de formación en el centro van a influir directamente en la capacidad de trabajo de los alumnos en el futuro y su competitividad dentro del mercado laboral, así como en la relevancia del propio centro de formación.  De ahí, que el contar con instalaciones adaptadas a las nuevas tecnologías durante la formación sea un punto clave para alcanzar estos objetivos, y concretamente la implantación del aula, almacén  y laboratorio piloto de apicultura posibilitará a los alumnos tener una visión más realista de la profesión para la cual se están formando, analizando las fortalezas y debilidades a las cuales deberán hacer frente en el día a día.

icono jpgNave
icono jpgNave